Diez restauradores trabajan en la recuperación de 41 piezas de gran valor de 26 localidades

29
mar
2017

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, y el obispo de Palencia, Manuel Herrero, han conocido esta mañana los trabajos que se están llevando a cabo en la tercera edición del Taller de Restauración de Obras de Arte

  • De esta manera, desde su puesta en marcha en el año 2014 las piezas restauradas suman 115.
  • La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, y el obispo de Palencia, Manuel Herrero, ha visitado el taller donde se llevan a cabo los trabajos de recuperación de pinturas y esculturas. El trabajo con los textiles se lleva a cabo en la Escuela de Arte Mariano Timón.
  • La puesta en marcha de este taller es fruto de un convenio de colaboración, que la Diputación Provincial suscribió por primera vez en septiembre de 2014, en el que se plasma la voluntad de la institución por recuperar y consolidar las numerosas obras de arte que albergan los municipios palentinos
  •  La aportación económica de la Diputación al Obispado, que asciende a 180.000 euros, sirve para que se encargue de la gestión y ejecución de este convenio en lo que se refiere a la contratación de los restauradores.
  • El taller permite restaurar muebles de pintura, escultura y en general bienes muebles, incluidos textiles de la Diócesis y de la provincia de Palencia que son seleccionados de mutuo acuerdo por ambas instituciones.
  • En las dos anteriores ediciones se restauraron a través de este taller un total de 74 piezas textiles, escultóricas y pictóricas de gran valor procedentes de 41 localidades.
taller_de_restauracion_mg_3060.jpg

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, y el obispo de Palencia, Manuel Herrero, han conocido esta mañana los trabajos que se están llevando a cabo en la tercera edición del Taller de Restauración de Obras de Arte a través del que nuevamente 10 restauradores trabajan en la recuperación de 41 piezas de las que 36 son pinturas y escultura, y las 5 restantes textiles, todas ellas, de gran valor artístico procedentes 26 localidades de la provincia.

Con la puesta en marcha de una nueva edición de este taller, la Institución provincial se compromete por tercer año consecutivo de una manera especial en la conservación del amplio y rico patrimonio mueble e inmueble que posee la provincia de Palencia al mismo tiempo que promueve la creación de empleo. Asimismo, plasma de nuevo la voluntad de la institución provincial por recuperar y consolidar las numerosas obras de arte que albergan los municipios palentinos

El taller comenzó a desarrollarse a mediados de noviembre y concluirá el 31 de mayo. Durante este tiempo, los restauradores trabajarán en devolver el esplendor de las piezas que antes de volver a su lugar de origen formarán parte de una exposición que se celebrará en el Centro Cultural Provincial.

Las obras han sido elegidas de mutuo acuerdo por parte de ambas instituciones  atendiendo a criterios de importancia, interés general,  necesidades, estados de conservación y dispersión geográfica mediante la creación de una comisión mixta.

EL CONVENIO.- La puesta en marcha de este taller, pionero en la Comunidad, es fruto de un convenio de colaboración entre Diputación y Obispado. En virtud a este acuerdo, la Institución aportar la cantidad de 180.000 euros para la contratación por parte del Obispado de los 10  restauradores titulados - 8 especialistas en pintura y escultura y dos especialistas en textiles-, que de esta manera trabajan en las labores propias de la recuperación de obras de arte durante un periodo de seis a ocho meses.

El objetivo de este acuerdo es preservar el rico patrimonio de la Diócesis palentina y de los municipios que se ha ido generando y conservando a lo largo de la historia, para que además de cumplir el fin para el que fue creado, se pueda legar a las generaciones venideras en las mejores condiciones posibles.

La aportación económica de la Diputación al Obispado sirve para que se encargue de la gestión y ejecución de este convenio en lo que se refiere a la contratación de los restauradores, a través de convocatoria pública al ECYL con los requisitos exigidos, la titulación exigida: licenciados en Bellas Artes, especializados en restauración o en pintura, escultura, bienes muebles o textiles y diplomados con una titulación media equivalente por alguna escuela superior de restauración de bienes culturales, o similar, así como tener estudios oficiales de Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

El Obispado también se ha encargado de habilitar el local donde se realizan los trabajos pictóricos y escultóricos, mientras que los trabajos textiles se llevan a cabo en la  Escuela de Artes Mariano Timón, por contar con los medios más adecuados.

74 OBRAS RECUPERADAS EN DOS EDICIONES. En la edición del 2015 de este taller se restauraron 37 piezas de pintura y escultura de 25 municipios; incluido el retablo de Autillo de Campos, restaurado in situ. También se recuperaron cinco piezas textiles de gran valor, tres de ellas correspondieron a piezas de indumentaria litúrgica de los siglos XVI y XVII, una capa pluvial de Zorita del Páramo, otra del Santuario del Brezo (Villafría de la Peña) y una dalmática de Dueñas y las otras dos son insignias religiosas, en concreto un pendón del siglo XX de la localidad de Cisneros y otro del siglo XVIII procedente de Santervás de la Vega.

En 2014, se actuó en la recuperación de 32 piezas textiles, escultóricas y pictóricas de gran valor procedentes de 16 localidades.

COMPROMISO CON EL PATRIMONIO. Ambas instituciones mantienen su apuesta por la conservación del rico patrimonio de la provincia, además de este taller, colaboran a lo largo de los años a través de varios convenios para garantizar también el buen estado del patrimonio inmueble y su disfrute.

Así, por un lado la Diputación apoya la ejecución de obras de mejora y acondicionamiento de templos a través de un convenio que en 2016 propició un total de  19 actuaciones por importe de 120.000 euros, financiadas a partes iguales entre ambas partes.

-Por otro, la institución provincial facilita la apertura y visita turística de templos/monumentos y museos en periodos de mayor afluencia de público desde la Semana Santa hasta el puente de diciembre, que sirve de complemento al resto de la oferta turística con el fin de atraer el mayor número de visitantes a la provincia de Palencia como destino cultural.

Galería de imágenes: