Comienzan las obras de ensanche y refuerzo del firme de la carretera PP-9611

22
may
2019

Se trata del tramo que une Paredes de Nava con Villanueva del Rebollar, dentro del Plan de actuaciones en carreteras de la Diputación

  • Las obras cuentan con un presupuesto de adjudicación de 942.398,6 euros están financiadas con fondos propios de la Institución Provincial, correspondientes al Plan de carreteras de 2018.
  • El tramo, de 5,45 kilómetros,es el comprendido entre el fin del tramo de la carretera PP-9611 que ya estaba ensanchado,gracias a una financiación con fondos F.E.D.E.R y ejecutada en 2012, situado cerca de la glorieta que permite la conexión de esta carretera con los ramales de acceso y de salida de la CL-613 en sentido Sahagún y el cruce con la PP-9612.
  • La actuación supone el ensanche de la plataforma y el refuerzo de la capacidad estructural del firme de la calzada. En la actualidad esta carretera cuenta con una anchura variable de entre 4’50 y 5 metros. Con este proyecto se pretende conseguir una sección de plataforma de 8 metros de ancho compuesta por una calzada pavimentada de 6,20 metros de anchura más dos arcenes laterales de 0,90 metros.
paredes-cardenosa3.jpg

Las obras de ensanche y refuerzo del firme de la carretera PP-9611 que se van a llevar a cabo en el tramo de la carretera de Paredes de Nava al cruce con PP-9612 con una longitud de 5,450 kilómetros, fueron adjudicadas a la empresa Zarzuela S.A, por un importe de 942.398,6 eurosy están financiadas por la Institución Provincial en el marco de su Plan de carreteras del año 2018.

Se trata de una carretera con una Intensidad Media Diaria (IMD) de 6 vehículos pesados/carril/vía en la que la escasa anchura de la calzada provoca que el cruce de vehículos se produzca en condiciones de inseguridad, máxime cuando se trata de vehículos agrícolas o industriales. Su estado requería frecuentes actuaciones de bacheo para mantener la superficie de rodadura en mínimas condiciones de seguridad y comodidad para el tráfico.

LA OBRA. La obra de mejora consistirá en el ensanche de la plataforma y refuerzo de la capacidad estructural del firme de la calzada, que ahora cuenta con una anchura variable de entre 4’50 y 5’50 metros, para conseguir una sección de plataforma de 8 metros de ancho compuesta por una calzada pavimentada de 6,20 metros de anchura más dos arcenes laterales de 0,90 metros, así como las obras de drenaje transversal necesarias para adaptar su longitud al nuevo ancho de la carretera.

Galería de imágenes: