Jornada nacional “La revolución de la energía sostenible”

18
jun
2021

Ángeles Armisén modera en Aínsa un debate sobre la generación de energía renovable responsable con el territorio

ecf152d9-a594-4521-83ea-bd1a5138d699.jpg

La Capital de la Montaña 2021, Aínsa[1], acoge este viernes la jornada nacional “La revolución de la energía sostenible”, organizada por la Asociación Española de Municipios de Montaña (ESMONTAÑAS) en colaboración con la Federación Nacional de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses (FEMEMBALSES). Una cita a la que acude la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén; además de responsables de las principales compañías de generación y transporte de energía eléctrica, expertos en modelos de transformación energética a escala local, así como otros responsables de entidades locales y del Gobierno de España.

Un evento que servirá para poner sobre la mesa el estado actual de las energías renovables en nuestro país. Y es que se trata de una oportunidad para poder conocer de primera mano la situación actual del desarrollo de los sistemas energéticos actuales.  ¿Es viable un desarrollo social, económico y tecnológico sin combustibles fósiles? ¿Caben otras soluciones? ¿Cuáles deben ser las fuentes de energía de nuestro futuro? ¿Qué papel tienen los territorios de montañas y sus masas forestales en estas decisiones? ¿Es posible un modelo energético equitativo?

Armisén tendrá el papel de moderadora en una de las mesas redondas organizadas dentro del programa que lleva por título “Generación de energía renovable con responsabilidad hacia el territorio”, en la que participan Beatriz Corredor, presidenta de REE; Manuel Baltar, vicepresidente de FEMEMBALSES; Ignacio Montaner, director general de Endesa Aragón y Marina Serrano, presidenta de AELEC.  Como apertura a la mesa, Armisén ha destacado que “estamos en pleno proceso de transición energética, encaminando la composición de nuestro mix productivo a un modelo marcado por las energías renovables. Una transición que se convierte en una oportunidad para el medio rural. De una palanca para luchar contra la despoblación. Nos encontramos en Aínsa para dar cuenta de ello”.

Y es que la implantación de proyectos de energías renovables es una de las acciones, dentro de muchas otras, que puede ayudar a abordar el reto demográfico.  A pequeña escala, porque permite convertir a algunas entidades locales en generadoras de energía -placas fotovoltaicas o molinos eólicos en terrenos municipales, por ejemplo-, con el consiguiente ahorro en las cuentas locales. A gran escala, porque nos da la oportunidad de atraer proyectos ambiciosos. “En nuestra mano, de la colaboración público-privada, está el que los efectos positivos de estos proyectos permanezcan en el territorio” aseguró Armisen.  

Para ello, apostilló “resulta imprescindible pensar en el largo plazo. De manera compartida desde el ámbito municipal y el mundo empresarial”

Ese largo plazo se concreta precisamente en la nueva Ley 7/2021, de cambio climático y de transición energética. Con unos objetivos mínimos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, energías renovables y eficiencia energética. Una norma que, desde hace unas semanas, marca ese largo plazo con dos fechas concretas: 2030 y 2050. “Hasta llegar a ellas, todo un camino por recorrer” sentenció la presidenta de la institución palentina y miembro de EsMontañas.

Para 2030, las emisiones del conjunto de España deberán reducirse en, al menos, un 23% respecto a las del año 1990. Las energías de origen renovable en el consumo final deberán suponer un mínimo del 42%; y el 74% de la generación de energía deberá tener un origen renovable.

Para 2050, se plantea la neutralidad climática. “Objetivos ambiciosos que representan retos como los que hoy abordamos; el papel de los pequeños núcleos de población y del medio rural. Las sinergias que podemos alcanzar para fijar población. Y también otros de carácter administrativo: el régimen de concesión para la explotación de determinadas instalaciones, o las figuras tributarias que gravan la producción eléctrica o el consumo final. Los peajes o el déficit tarifario”, aseguró Armisén.

Todos ellos asuntos de plena vigencia. No sólo en un momento en el que se incrementan los costes de producción de energía. También en un futuro en el que debemos hacer compatible la sostenibilidad con la suficiencia energética.



[1] El Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe es el anfitrión del evento gracias al título de Capital de La Montaña Española 2021, un título que ostenta durante todo este año convirtiéndose en el epicentro de todos los debates que se generen en torno al desarrollo de los territorios de montaña. 

 

Galería de imágenes:

  • ecf152d9-a594-4521-83ea-bd1a5138d699.jpg
  • a56ebfe4-6bc3-4e1e-b639-2ff937070a8e.jpg