Resolución de ayudas a empresas y autónomos del medio rural

23
jun
2021

334 autónomos y pymes de la provincia reciben el respaldo económico de la Diputación provincial ante la pandemia de la COVID 19

  • La presidenta de la institución, Ángeles Armisén, junto al vicepresidente primero y diputado de Promoción Económica, Luis Calderón han dado cuenta esta mañana de las resoluciones parciales de dos líneas concretas del plan de ayuda a empresas y autónomos del medio rural palentino.
  • Una muestra de la agilidad de la institución a la hora de ofrecer respuestas y apoyo económico en una situación complicada. En la presentación también han estado presentes el presidente de la CPOE Palencia, José Ignacio Carrasco y el presidente Cámara de Comercio, Conrado Merino, en representación del sector empresarial palentino.

 

3a7a2607.jpg

La situación generada por la evolución de la crisis sanitaria originada por el COVID-19, supuso la necesidad de adoptar medidas de contención extraordinarias por las autoridades de salud pública. Unas medidas, que en pleno apogeo de la pandemia han tenido un gran impacto económico para el tejido empresarial, especialmente en pequeñas empresas.

Conscientes de esta situación y con el objetivo principal de aminorar el impacto económico que esto está suponiendo en los autónomos y pymes, la Diputación se reunió con al Ayuntamiento de la capital y los agentes sociales para poner en marcha, en abril del año pasado, unas primeras ayudas conjuntas en la provincia de Palencia. Una convocatoria pública por ese importe para subvencionar los intereses que deriven de la línea de financiación gestionada por el ICO a través de las entidades financieras que concedan financiación a empresas y autónomos para paliar los efectos económicos del COVID19.

Un año más tarde; Diputación decidió reforzar estas ayudas a los sectores más castigados con el Plan para la Recuperación de las Pequeñas y Medianas Empresas del medio rural de esta provincia (PREPYME) dotado con un total de tres millones de euros en un conjunto de líneas de acción para que empresas del medio rural fueran capaces de recuperar su actividad productiva, mantener los empleos, ayudando a paliar la crisis económica y laboral derivada de la pandemia del coronavirus.

«Un compromiso político y presupuestario firme» de la institución provincial con los autónomos y las pymes, según señaló entonces la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén y que hoy a recordado.

BENEFICIARIOS. En el caso de las ayudas ICO, los beneficiarios de estas ayudas, aún en plazo de solicitud, PYMES que tengan un centro de trabajo en el medio rural palentino y que así lo acrediten; autónomos que realicen cualquier tipo de actividad económica en el medio rural palentino, así como microempresas, pequeñas y medianas empresas que cuenten con menos de 250 personas y cuyo volumen de negocios anual no excede de 50 millones de euros o cuyo balance general anual no supera los 43 millones de euros.

Los gastos a subvencionar deben estar directamente vinculados con los intereses del crédito que se tengan que abonar por el autónomo o la empresa en el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021, que deberá estar integrado dentro de la línea de avales ICO-COVID-19 y que cumplan con un interés nominal (TIN) de un máximo del 2,5 %; un interés subvencionado sobre un importe máximo de 400.000€ de capital, independientemente de que el préstamo solicitado sea mayor.

En cuanto a PREPYME, el objetivo era impulsar los sectores más castigados como PYMES, autónomos, comunidades de bienes y sociedades civiles, dentro del sector de la hostelería, los alojamientos turísticos, o salas ocio nocturno y otros servicios recreativos. También las agencias de viaje; del sector de la distribución a establecimientos hosteleros, comercio al por mayor; sector del espectáculo y finalmente las instalaciones deportivas y de perfeccionamiento.

Estas ayudas determinan una cantidad fija basada por el importe del Impuesto de Bienes Inmuebles referido al establecimiento o los establecimientos, en su conjunto, donde desarrolla la actividad el solicitante, estableciéndose cinco tramos con un máximo de 6.000 euros.

SOLICITUDES- Tras una primera edición de las ayudas ICO COVID el pasado año, que tuvieron un total 142 beneficiarios y repartió un total de 98.271 euros; la institución provincial ha seguido apostado por esta línea de crédito con una segunda edición de las ayudas en marcha hasta el próximo 30 de junio.

Hasta el día 10 de junio, se han registrado 137 solicitudes, se han tramitado ya un total 93 expedientes y se propone, hasta la fecha, la concesión de subvenciones a 91 solicitudes por un importe total de 99.267 euros.

Por su parte, sobre la línea del plan PREPYME destinada a aquellos sectores de la economía hay un total de 243 beneficiarios por un importe total de 255.400 euros.

Cabe destacar que en el año 2020 ya se puso en marcha esta ayuda, concretamente para los sectores de la hostelería y gimnasios; que tuvo un total de 288 beneficiarios y 83.872 €.

 

Galería de imágenes:

  • 3a7a2607.jpg
  • 3a7a2589.jpg