Submenu

TRANSPARENCIA Y PARTICIPACIÓN

Balance de la labor de gobierno al cumplirse un año de pandemia

12
mar
2021

La Diputación reivindica el trabajo de las entidades locales en el medio rural durante estos doce meses, cooperando en la prevención de contagios y en ayudar a las personas y los sectores de la sociedad más afectados por el coronavirus

  • El gobierno de la institución destaca en el aniversario del coronavirus la labor desarrollada junto a los pequeños y medianos municipios 
  • Ángeles Armisén afirma que esta administración ha «trabajado duro» para evitar más contagios y daños en las familias y el empleo
  • La presidenta de la Diputación reconoce como «indispensable» el «servicio de proximidad y atención» prestado por los entes locales
  • La institución destinó dos millones a dos planes de medidas directas ante la pandemia, y otros tres en apoyar a pymes y autónomos 
  • Armisén expresó el afecto «de toda la Diputación» a las familias de las «personas fallecidas, enfermas y afectadas» por la pandemia
balance_ano_pandemia_dip_palencia_ceas_villarramiel_12_marzo_2021.jpg

La Diputación de Palencia ha ofrecido hoy un balance de la actividad de la institución más directamente vinculada con la pandemia del coronavirus al cumplirse un año de su declaración oficial en España, un acto que el gobierno de la administración provincial ha querido celebrar en uno de los once centros de acción social de la provincia —el Ceas de Villarramiel— «para simbolizar el compromiso con el medio rural y con las personas y las familias que más dificultades han pasado en este periodo». Así lo ha manifestado la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, acompañada en este balance por la alcaldesa de la localidad, Nuria Simón, a la que ha agradeció expresamente la acogida en el Ceas de Villarramiel.

En el acto han participado los cinco delegados de área del grupo de gobierno: el vicepresidente primero Luis Calderón (Promoción Económica y Desarrollo Rural), la vicepresidenta segunda y portavoz del Grupo Popular María José de la Fuente (Hacienda y Administración General), Alfonso Polanco (Servicios Sociales), Urbano Alonso (Acción Territorial) y Carolina Valbuena (Cultura, Turismo y Deportes). Todos ellos han explicado las líneas generales de su gestión en este año. La presidenta ha explicitado que se ha tratado de una tarea de «todo el equipo de gobierno», si bien solo han acudido al acto de balance los delegados de área por las actuales restricciones sanitarias.

APOYO SOLIDARIO. Armisén manifestó que, tras declararse la pandemia, la Diputación de Palencia «reaccionó rápido para cumplir en todo este año con su deber, canalizando gran parte de la tarea de gobierno hacia dos objetivos esenciales: evitar más contagios y paliar los daños en las personas, las familias, las actividades económicas y los empleos». Asimismo, la presidenta ha añadido que «este año se ha acentuado el carácter solidario de la institución con los pequeños y medianos ayuntamientos, a quienes hemos procurado prestar todo el apoyo posible, sabedores de que son la primera administración a la que acude la población y que no siempre dispone de los medios adecuados para dar respuesta a las necesidades que se les plantea».

Entre las labores para evitar contagios, destacan las seiscientas cincuenta actuaciones para desinfección de las treinta y cinco residencias de ancianos de los pueblos —más la propia Residencia San Telmo en la capital, propiedad de la Diputación—, y las misiones similares y periódicas en ayuntamientos, cuarteles y puestos de la Guardia Civil, centros municipales y sociales, instalaciones deportivas y dependencias de uso público por toda la provincia.

«Hemos reforzado las plantillas, los medios y los recursos a disposición de la Residencia San Telmo y de nuestros servicios sociales, para atender a los colectivos de la población más vulnerables, que lógicamente se han visto afectados por la crisis sanitaria y económica antes y con más severidad», añadió Armisén. La Diputación ha aumentado sus aportaciones para alimentación infantil y ayudas de urgente necesidad, y corrió con los gastos de manutención del personal sanitario que durante mes y medio se alojó en hoteles para evitar la propagación del virus.

«Estos doce meses hemos procurado estar con las personas, ayudar a las palentinas y a los palentinos, y para eso ha resultado una herramienta indispensable estar también la lado de los ayuntamientos y las juntas vecinales, apoyar a las entidades locales del medio rural para atender los servicios municipales, sus competencias y las necesidades que surgían con la pandemia», explicó Armisén, para quien la cercanía de los entes municipales a la población y su capilaridad territorial brindan «una red esencial» para planificar y ejecutar la acción de la Diputación.

DESINFECCIÓN EN 280 PUEBLOS. En cuanto al apoyo a los municipios (además de costear las carpas para el Hospital y La Puebla en la capital), la Diputación efectuó tareas de desinfección en doscientos ochenta pueblos —con millar y medio de actuaciones en total—; aprobó ayudas a ciento veinte municipios para gastos extraordinarios; subvencionó a treinta y un ayuntamientos del medio rural para los gastos extraordinarios la apertura de sus piscinas; cooperó con la recogida de residuos sanitarios en la provincia; y reforzó los servicios de Informática y de Asistencia a los Municipios (SAM) de la propia Diputación para facilitar también en los pequeños y medianos municipios de la provincia el teletrabajo y la gestión en situación de confinamiento y limitación de aforo.

La presidenta también tuvo palabras de elogio para toda la plantilla de la institución, «tanto los corporativos como todo el personal, que han trabajado duro, han sabido adaptarse y han reaccionado con una gran profesionalidad». En ese sentido, Armisén recordó la reciente liquidación del Presupuesto de 2020, con un grado de ejecución del 93% en el capítulo de gastos e inversiones, y del 99% en ingresos —ambos con respecto a las previsiones presupuestarias iniciales—; y con cincuenta y tres modificaciones de crédito para reaccionar ante la crisis, cuando un ejercicio normal ronda las treinta y cinco. «Es la mejor muestra de que la Diputación se mantuvo activa y reactiva ante las necesidades que iban surgiendo este año tan difícil para todos», dijo.

DOS PLANES EXTRAORDINARIOS. A grandes rasgos, la Diputación ha destinado 1,37 millones de euros en dos planes extraordinarios covid, para las actuaciones más directamente vinculadas con la pandemia: desinfección, material de protección, manutención personal sanitario, ayudas sociales de urgente necesidad y alimentación infantil, cooperación con el gasto social y la inversión extraordinarias de los ayuntamientos —fundamentalmente con los más pequeños—, o el refuerzo de personal de la Residencia de Mayores San Telmo y los servicios sociales.

En cuanto al apoyo a la economía y el empleo, la institución dedica hasta tres millones de euros en su Plan de Recuperación para las Pequeñas y Medianas Empresas (PREPYME), con ayudas directas a los sectores productivos más afectados por la pandemia y subvención a los intereses de los créditos ICO-covid, líneas que se une al refuerzo de los programas habituales del área de Promoción Económica y Desarrollo Rural.

ANTICIPO DE LA INVERSIÓN. Por otro lado, la Diputación ha anticipado al máximo toda la inversión propia, en la convicción de que la inversión pública dinamiza el empleo y la economía tanto directamente en el sector de la construcción como en otros sectores de forma indirecta. Asimismo, ha aportado el 25% al Fondo de Recuperación Económica de inversión extraordinaria en pequeños municipios (hasta mil habitantes), impulsado por la Junta de Castilla y León, que aporta el 50%, mientras los ayuntamientos sufragan el otro 25%, al igual que la administración provincial, que para ese fondo ha inyectado 350.000 euros.

Sin embargo, la presidenta de la Diputación remarcó que «las cifras auténticamente importantes, las que importan verdad, son las de los palentinos y palentinas que han perdido la vida con síntomas de covid, los que han padecido la enfermedad, sus familiares y allegados, y todas las personas que se han visto afectadas», a quienes expresó su recuerdo y su sentimiento solidario, en nombre de la institución. Ángeles Armisén concluyó afirmando que la pandemia aún exige trabajar, prevenir y mantener las restricciones y la prudencia.

Galería de imágenes:

  • balance_ano_pandemia_dip_palencia_ceas_villarramiel_12_marzo_2021.jpg