Submenu

TRANSPARENCIA Y PARTICIPACIÓN

Pleno ordinario mes de febrero

28
feb
2019

Inversiones adicionales en infraestructuras por importe de más de 15 millones y una deuda menor del 25% son el resultado de la gestión económica proactiva e intensa de Diputación Provincial en esta legislatura

  • La liquidación del presupuesto de 2018, en línea con todos los anteriores vuelve a ser positiva, lo que en términos de estabilidad presupuestaria, permite a la Diputación tener autonomía en cuanto a la capacidad de financiación y gestión de iniciativas, a la vez que mantiene a la institución dentro del cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, además de incorporar de manera inmediata otros 2,7 millones para inversiones en carreteras. El pleno de la institución provincial palentina celebrado esta mañana incluía en el orden del día una dación de cuenta del mismo.
  • El Remante Líquido de Tesorería inicial asciende a 18 millones de euros, de esta cantidad cerca de 10 millones se incorporan para la financiación de inversiones ya iniciadas en 2018; otros 2 millones se destinan a financiar inversiones ya aprobadas en el presupuesto de 2019 y 2,7 a nuevas inversiones que se incorporan al presupuesto vigente, además de 1 millón de euros más a la amortización de préstamos.
  • Una vez realizadas dichas incorporaciones de crédito queda un remanente de aproximadamente 2,3 millones que constituye la base esencial para mantener la liquidez y poder pagar en un plazo muy reducido a los proveedores, 7,93 días de media en diciembre de 2018, un hecho que siempre ha sido prioritario para la Diputación de Palencia. Este remanente refleja además la capacidad para gestionar nuevas iniciativas.
  • Esta forma de gestionar el remanente, y especialmente el superávit presupuestario ha supuesto en la legislatura unas inversiones adicionales en infraestructuras de 15,12 millones de euros y una amortización, también adicional, de préstamos de 1,68 millones.
  • La amortización ordinaria de préstamos, junto con la adicional proveniente del superávit ha supuesto en esta legislatura que la deuda de la Diputación pase del 40,15% en 2015 al 24,58% al final del presente ejercicio, un porcentaje muy razonable teniendo en cuenta que el máximo permitido es del 110%.
  • La gestión económica intensiva y proactiva que se ha llevado a cabo desde la Institución permite así lograr un óptimo equilibrio entre la reducción de deuda y la financiación de nuevas infraestructuras en la provincia, todo ello dentro del cumplimento escrupuloso de los parámetros establecidos por la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
3a7a8463

La Diputación de Palencia cerró el pasado ejercicio económico con un remanente de tesorería de 18.086.560,68 euros. De esta cantidad cerca de 10 millones de euros ya están comprometidos en inversiones contratadas en el año 2018. Del saldo restante 1.995.169,00 € se destinan a financiar inversiones ya aprobadas del presupuesto de 2019 mientras que 2.693.569,38 € van a financiar nuevas inversiones adicionales en carreteras provinciales en el presupuesto de 2019. Además se destina un millón de euros para la amortización adicional de deuda.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria establece que el destino del superávit presupuestario sea la reducción de la deuda. No obstante si se cumplen ciertos requisitos es posible dedicar ésta a la financiación de inversiones, denominadas por la Ley como Financieramente Sostenibles.

Este tipo de actuaciones, que requiere de una gestión proactiva e intensa, ha sido la línea elegida por la Diputación de Palencia para la gestión de su superávit a la largo de la legislatura. Así se ha incrementado la inversión en infraestructuras con una cantidad adicional de 15.126.013,96 €, que han ido a parar a la mejora de carreteras, edificios públicos, parques infantiles, instalaciones deportivas o sistemas de depuración de aguas entre otros, bien de titularidad provincial en algunos casos o municipal en la mayoría.

Las bajas obtenidas en la contratación de años anteriores y la aportación de un millón de euros procedente del superávit de 2018 se han destinado a la reducción de la deuda, sumando un total del 1.681.935,64 €. Esta cantidad sumada a las aportaciones ordinarias han supuesto que la deuda de la Diputación pase del 40,15% en 2015 al 24,58% a final de 2019, lo que supone 15.824.530,17€, y alcanzando así el objetivo de dejar la deuda por debajo del 25%, una cantidad muy razonable teniendo en cuenta que el objetivo de deuda pública para las entidades locales está referenciado al 110%.

Este balance positivo de la liquidación del presupuesto permite que la Diputación pueda tener autonomía financiera y por lo tanto una actuación dinámica y ágil permitiendo gestionar nuevas iniciativas y, entre otras cosas, permitiendo el pago a los proveedores en el tiempo más breve posible, aspecto fundamental en gestión económica de la Diputación.

                                                                                                                             Remanente Líquido de Tesorería. Utilizando un lenguaje coloquial y a groso modo se podría decir que el remanente líquido de tesorería es un saldo que permite conocer, al final del ejercicio, la solvencia o capacidad económica que tiene una administración para afrontar sus deudas, contabilizando por una parte los fondos líquidos depositados en entidades financieras más los derechos reconocidos pendientes de cobro, restando a todo ello las obligaciones que están pendientes de pago.

 

La liquidación positiva del presupuesto, en términos de estabilidad presupuestaria, es la diferencia entre lo realmente ingresado y lo gastado por una administración pública, sin tener en cuenta el dinero destinado a amortizar deuda. Si es positiva puede utilizarse para financiar determinadas modificaciones presupuestarias, pero si es negativa debe ser recuperado en los dos ejercicios siguientes y presentar un plan financiero sobre su recuperación. Por tanto, expresa mejor que cualquier otro indicador la capacidad de las entidades para hacer frente a sus compromisos financieros.