Fructífera jornada con 150 alcaldes de la provincia en torno a los Planes Provinciales 2020-2021

01
ago
2019

Los Planes Provinciales de los dos próximos años se han abierto a nuevas necesidades, como mejoras de accesibilidad o creación de espacios wifi libres

  • La presidenta de la institución agradece a los municipios del medio rural su ayuda para mejorar la gestión de este programa
  • Ángeles Armisén valora la capacidad de los regidores para seleccionar qué inversiones resultan prioritarias para sus pueblos
  • El carácter bienal permite anticipar casi medio año el contrato o la delegación de las obras de 2021, al tramitarse a finales de 2020
  • La convocatoria por dos años posibilita además que municipios del medio rural puedan embarcarse en obras de mayor envergadura
  • Las bajas en la contratación se incorporan de modo automático a los planes siguientes, con la opción de transformarlas en subvención
  • La financiación preferente del 80% desde la Diputación para redes hidráulicas podrá ahora incluir hasta el 40% en pavimentación
  •  La financiación por habitante ha aumentado el 20% de media, pero ha crecido el 33% para los municipios con menos de cien personas
  • La asignación por población se suplementa cuando en el mismo municipio existen varios núcleos habitados o juntas vecinales 
jornada alcaldes

La Diputación de Palencia ha celebrado este primer día de agosto una fructífera jornada con unos ciento cincuenta alcaldes, procedentes de otros tantos municipios del medio rural, en torno a los Planes Provinciales de 2020 y 2021, cuya convocatoria se abrió hace una semana tras aprobarse en el pleno de la institución y publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia. Al salón de actos del Centro Cultural Provincial, sede del foro, han acudido también numerosos tenientes de alcalde, concejales de obras y servicios, y secretarios de ayuntamientos palentinos.

La jornada ha sido inaugurada por la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, quien destacó la sensible mejoría en eficacia, flexibilidad y financiación que se viene logrando en este programa inversor durante los últimos años, línea en la que se ha profundizado cara a los planes bienales recién convocados.

En ese sentido, destacó el serio trabajo que vienen desarrollando los diputados provinciales responsables de Planes y los técnicos de la Diputación, al tiempo que valoró y agradeció la continua aportación de los regidores municipales y los secretarios de los ayuntamientos del medio rural para alcanzar esos objetivos.

Ángeles Armisén reconoció y agradeció, asimismo, a los alcaldes y concejales de los pueblos su especial sensibilidad y atención continua para detectar y seleccionar las inversiones prioritarias en sus respectivos municipios, lo que permite que los Planes Provinciales impulsen obras y servicios básicos para los pueblos, así como cumplir con más rigor la finalidad esencial de dicho programa.

Los Planes Provinciales, que ya registraron un significativo aumento del 19% el anterior mandato de Ángeles Armisén (2015-2019), vuelven a potenciarse en el actual. Para esta convocatoria, que supondrán una inversión de 8,7 millones de euros en el presente ejercicio, mantienen las directrices básicas de la convocatoria 2018-2021, aprobadas en el pleno del 25 de mayo de 2017, cuando se estableció por primera vez la convocatoria bienal por las evidentes ventajas que ofrece.

Entre otras, ese carácter bienal permite adelantar casi medio año la contratación de la obra del segundo año —o su delegación al municipio o junta vecinal solicitante—, al poder tramitarse ya desde finales del primer año. Asimismo, el carácter bienal posibilita que las entidades locales acumulen las dos anualidades asignadas en un solo proyecto y puedan así acometer obras de mayor envergadura.

DESCENTRALIZACIÓN. En esa línea de agilidad, flexibilidad y eficacia al usar los recursos públicos, la Diputación prevé que se incorporen automáticamente las bajas que se produzcan en la contratación de las obras de Planes, bien para dotar económicamente la siguiente convocatoria, bien para solicitar una subvención directa por esa cuantía de rebaja que el municipio destine a otra inversión. Se trata, en suma, de un ejercicio de corresponsabilidad política y descentralización administrativa.

La Diputación de Palencia sufraga la parte mayoritaria de la inversión, que asciende al 80% o al 70%, según el tipo de obra, mientras los ayuntamientos abonan el 20% o el 30% restantes. La institución provincial financia el 80% en las obras de:

-       Renovación de redes y eficiencia del ciclo del agua

-       Renovación del alumbrado público con mejora de eficiencia

-       Instalación de equipos de calefacción o producción de agua caliente sanitaria en edificios públicos con energías renovables.

-       Mejora de accesibilidad urbana y supresión de barreras arquitectónicas

La financiación del 70% por parte de la Diputación —con el 30% sufragado por el ayuntamiento o la junta vecinal solicitante— se establece para las obras de:

-       Edificación

-       Urbanización

-       Mantenimiento y conservación de los caminos rurales

-       Instalaciones deportivas e

-       Instalación y mejora de zonas wifi abiertas situadas en espacios públicos

Como novedad, en los planes de 2020-2021 se mantendrá el reparto de financiación en todas las obras de redes del ciclo hidráulico (80%-20%) mientras el importe de la parte destinada a pavimentación no supere el 40% —límite cifrado hasta ahora en el 25%—, una medida de flexibilidad beneficiosa para los ayuntamientos.

Buena parte de las mejoras introducidas en el capítulo de financiación radican en los criterios demográficos, pues la asignación por municipio que determina la institución provincial aplica unos mecanismos correctores, de forma que no solo se tiene en cuenta la población en términos absolutos.

JUNTAS VECINALES.El criterio demográfico ya registró desde los planes de 2017 una subida de 14 a 16 euros por habitante y año (+14,3%). Asimismo, en los de 2016 se había aumentado de 2.800 euros a 4.000 euros (+43%) la cantidad por cada uno de los núcleos de población que pertenezcan, aparte del principal, al mismo municipio. Por ejemplo, en el caso de Osorno, esto supone que en los Planes Provinciales de 2019 añade a su asignación por población (107.982 euros) la cantidad de 12.000 euros por los núcleos de Las Cabañas de Castilla, Santillana de Campos y Villadiezma. Asimismo, también se asigna esa misma cifra suplementaria (4.000 euros) por cada entidad de ámbito territorial inferior al municipio (junta vecinal) que incluya el término. En el municipio de La Pernía, por ejemplo, supondrán 44.000 euros más en 2019, al existir once de esas entidades.

No obstante, con el ánimo de no perjudicar a las poblaciones más pequeñas, la Diputación ya previó en las bases de los planes 2018-2021 que los incrementos en las cantidades fijas por población subieran de forma inversamente proporcional a la población. De ese modo, aunque la cantidad fija por población ya ha subido el 18% de media, con estos Planes 2020-2021 los municipios de menos de cien habitantes verán aumentar su asignación por población en torno al 33%, por unas subidas que rondan el 12%-13% en los municipios con más de dos mil habitantes.

Galería de imágenes: