Reunión con Hugo Morán, secretario de estado de Medio Ambiente

28
sep
2021

Canal de Castilla, plantación de chopos en la ribera del Carrión y el control del lobo; temas centrales de la reunión Diputación-Secretaría de Estado de Medio Ambiente

reunion_telematica_secretario_de_estado_hugo_moran.jpg

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén; junto a los diputados del área, Urbano Alonso y Miguel Abia, se reunían ayer con carácter telemático con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán; para trasladarle varios de temas de importancia para la provincia de Palencia en su ámbito de acción.

El Canal de Castilla fue sin duda, uno de los ejes centrales de la reunión. BIC con categoría de Conjunto Histórico, Destino Turístico Inteligente; se trata de una obra de ingeniería hidráulica propiedad del Estado y gestionado por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). Un recurso de 207 kilómetros de recorrido en tres provincias, 38 municipios, 26 palentinos, 10 vallisoletanos y 2 burgaleses; cuenta con 4 dársenas, 52 esclusas agrupadas en 40 conjuntos y 70 puentes, acueductos y alcantarillas, además de fábricas, almacenes y vivienda asociadas a su uso.

Además de su principal uso como canal de riego y de abastecimiento humano, “tiene un valor patrimonial único. No obstante, sus infraestructuras asociadas necesitan de una intervención urgente o se perderán para siempre” resaltó la presidenta de la Institución provincial durante la reunión.

Y por eso, la Diputación solicitó al secretario de Estado que el Miteco destine directamente fondos Next Generation a la recuperación del Canal de Castilla y que la CHD colabore en la gestión patrimonial y turística del Canal de Castilla de forma permanente y eficaz. Caso es, por ejemplo, la cesión del uso de la Casa del Rey de Villaumbrales, Museo del Canal; que en octubre de 2020 Diputación solicitó a Confederación y a día de hoy aún no ha recibido respuesta. 

Otro de los temas protagonistas en esta reunión fue el actual plan hidrológico de la Cuenca del Duero y su prohibición de plantar chopos de producción en el cauce ni su zona de servidumbre. Un asunto que, se trasladó también a la reunión mantenida en La Serna con la Plataforma Más Chopos sí.

La Diputación de Palencia puso sobre la mesa los datos arrojados tras elaborar un estudio externo realizado en marzo de 2019 por parte de la institución: 28 municipios afectados y 1.562 hectáreas de choperas productivas las afectadas por la prohibición, lo que suponen un 48% del total. En términos económicos supone más de 7 millones de euros anuales de producto elaborado y 519 empleos.

Para los municipios afectados supone además una merma de ingresos directos de 1,2 millones de euros anuales. En algún caso esto supone reducir un 90% su presupuesto anual.

Y es que la propuesta del nuevo plan 2021-2027, si bien en su esquema general de temas importantes consideraba la alternativa de permitir las plantaciones de cultivos forestales hasta el límite de aguas bajas, en la propuesta normativa vuelve a prohibir la plantación de choperas, preservando una franja de protección que solo está establecida en algunos cauces. En el caso del Carrión esta nueva regulación supondrá la pérdida del 11% de la superficie actual de choperas y una pérdida anual en producto de 1,3 millones de euros y más de 100 empleos, afectando a 16 municipios. En el conjunto de la cuenca serán más de 20 millones de euros anuales y 1.300 empleos.

Es por eso que Armisén trasladó a Morán ayer la necesidad de reconsiderar que se permita, igual que en las cuencas del Ebro y el Miño Sil, la plantación choperas hasta una distancia de 5 metros a la banda de vegetación natural del cauce.

Otro de los aspectos con más peso de la reunión versó sobre la solicitud a Morán de que se reconsidere mantener el estatus anterior del lobo ibérico en la provincia de Palencia y que las medidas de este tipo se tomen escuchando previamente a todas las partes.

En febrero de 2021 la Diputación de Palencia encargó un informe sobre el lobo ibérico en la provincia y las posibles repercusiones de su inclusión en la lista de especies de protección especial. Dicho informe revela que en la provincia se estiman 29 manadas, el 16% de Castilla y León, que a su vez recoge el 56% de la población española. Comparando los censos de 2000/01 y 2012/14 la población en Palencia ha crecido un 25%, es decir que presenta un estado de conservación favorable.

En 2020 hubo en Palencia 56 ataques declarados de lobo al ganado, principalmente ovino y equino. La ausencia de control cinegético puede llevar a un crecimiento de la población por encima del 35% en la próxima década, lo que tendrá un impacto significativo en la ganadería extensiva y por lo tanto en el frágil sistema socioeconómico de las zonas ganaderas. Esto repercutirá también en la conservación del paisaje y los ecosistemas.

En febrero de 2021 este informe se llevó al pleno de la Diputación provincial que aprobó con los votos a favor de los grupos popular, socialista y ciudadanos solicitar al ministerio mantener el estatus anterior del lobo ibérico, pues no existen dados objetivos que avalen el cambio de estatus y los daños en el medio rural pueden ser muy graves.

Finalmente, destacar de este encuentro la solicitud de Armisén a Morán de que se destinen fondos del programa de biodiversidad a los geoparques declarados por la UNESCO, como el situado en Las Loras.  Y es que el Consejo de Ministros del 6 de julio aprobó, entro otras asignaciones, 50 millones de euros para las Reservas de la Biosfera declaradas por la UNESCO, para impulsar iniciativas de desarrollo sostenible, enfocadas hacia el empleo verde y asentadas en el territorio. Palencia y Burgos comparten el único Geoparque mundial de la UNESCO de Cyl y uno de los 13 de España.

***