Plan Provincial sobre Drogas

III Plan Provincial sobre Drogas

Plan de Acción sobre drogas

La Estrategia Nacional sobre Drogas, nace tras quince años de vigencia del Plan Nacional, debido a los compromisos internacionales adquiridos por España, así como por la necesidad de adecuarse a la realidad de un fenómeno siempre cambiante.

De acuerdo con todo ello, la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas decidió elaborar un documento donde se recogiesen de forma clara y precisa las metas y objetivos a alcanzar en las diferentes áreas de intervención, el cual, se organiza en torno a 5 ámbitos de actuación: reducción de la demanda; Reducción de la oferta; Mejora del conocimiento científico básico y aplicado; Formación y Cooperación Internacional.

El Plan de Acción sobre Drogas contiene las acciones que se desarrollarán para alcanzar los objetivos que se marcan en la estrategia.

En su elaboración participan igualmente todos aquellos órganos de la Administración Central implicados; todos los Planes Autonómicos de Drogas y otras adicciones; representantes de la Administración Local, así como Organizaciones del Tercer Sector y representantes de sociedades científicas.

Se desarrolla en torno a 6 ejes de actuación: la Coordinación; la Prevención y Sensibilización Social; la Atención Integral; la Mejora del Conocimiento; la Reducción de la Oferta y la Cooperación Internacional.

 

III Plan Provincial sobre Drogas

El III Plan Provincial sobre Drogas nace del compromiso de la Diputación de Palencia con la sociedad palentina y del conocimiento de los problemas que acarrean las drogas y otras adicciones, planteando este plan como la hoja de ruta que ha de conducir su actuación durante los próximos años.

El eje fundamental de este Plan es la Prevención, que se viene desarrollando en todos los niveles, escolar, social y familiar (Universal, selectiva e indicada) dependiendo del colectivo al que nos dirijamos.

Pretendemos de forma prioritaria que las familias sepan cómo abordar esta problemática  y sobre todo eduquen para prevenir porque son una fuente importante de factores de protección, pudiendo compensar el riesgo que puedan tener sus hijos cuando se relacionan con amigos y compañeros que consumen drogas.

Prevención que al considerar las repercusiones familiares, sociales y sanitarias  que se derivan del abuso y dependencia, así como la dificultad para salir de las adicciones, demuestra su carácter prioritario.

A lo largo del Plan se ofrece tambiénAsistencia a través del circuito terapéutico (3 niveles de intervención), se potencia la regulación y control de la oferta así como la disminución de los riesgos y los daños.

Se promueve la formación, sensibilización y evaluación en materia de adicciones, así como la coordinación y cooperación institucional para el buen desarrollo de este Plan, implicando a la sociedad a través de la sensibilización, concienciación y modificación de los estereotipos sociales sobre los consumos y la necesidad de alternativas de vida saludables.