La liquidación positiva del presupuesto de 2016 pone de manifiesto la buena salud financiera

10
mar
2017

El importe del remanente líquido de tesorería, de 2016 alcanza los 12.690.352,52 euros, cantidad inferior a la de 2015 debido al mayor nivel de ejecución presupuestaria del año 2016, 1,8 puntos más que en 2015.

  • En términos de estabilidad presupuestaria la liquidación positiva de 2016, en 4,3 millones, permite a la Diputación tener autonomía en cuanto a la capacidad de financiación y gestión de iniciativas, manteniendo la institución la senda del cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
  • Este resultado positivo, tiene aún más relevancia si tenemos en cuenta que el nivel de ejecución presupuestaria en el apartado de gastos ha sido muy elevado, con el 92,59%.
  • De igual forma se ha comportado la ejecución presupuestaria en el apartado de ingresos, que ha alcanzado el 92,4%, excluyendo los Activos y Pasivos financieros.
  • Otro de los datos que pone de manifiesto la salud financiera de la Diputación es la reducción del porcentaje de endeudamiento, que asciende a un 35,49 por ciento en cuanto a deuda viva sobre derechos reconocidos liquidados en 2016 y el periodo de pago a proveedores, que en diciembre fue de -13,92 días, sobre un máximo de 30.
diputacion-fachada_003.jpg

La Diputación de Palencia cerró el pasado ejercicio económico con un remanente de tesorería de 12.690.352,52 euros. Así lo ha dado a conocer el presidente de la Comisión Informativa de Hacienda, Cuentas y Presidencia, Javier San Millán, en su reunión, en la que puso de manifiesto la buena salud financiera de la que goza la Institución provincial.

Este balance positivo de la liquidación del presupuesto permite pagar a los proveedores en el tiempo más breve posible y conservar una autonomía financiera que permita que la Diputación pueda tener una actuación dinámica y ágil, apuntaba San Millán. 

La liquidación también arroja datos positivos en términos de estabilidad presupuestaria ascendiendo el superávit o capacidad de financiación a 4.298.903,44 euros.

Por lo que respecta a la ejecución del Presupuesto, se situó en niveles altos cumpliendo con todos los parámetros establecidos en la normativa sobre estabilidad presupuestaria, regla de gasto y deuda pública. La ejecución llegó a 60.499.314,35 euros en obligaciones reconocidas, 859.458,97 euros más que el año anterior, y ello teniendo en cuenta que el gasto en deuda se ha reducido en 3.246.787,22 euros.

Por otro lado, otro de los datos que pone de manifiesto la salud financiera de la Diputación es la reducción del porcentaje de endeudamiento, que asciende a un 35,49 % en cuanto a deuda viva sobre derechos reconocidos liquidados en 2016. Teniendo en cuenta que el objetivo de deuda pública para las entidades locales está referenciado al 110 % sobre los derechos reconocidos liquidados, la Diputación de Palencia no alcanza ni un tercio de dicho porcentaje.

El porcentaje de endeudamiento a 1 de enero de 2011 ascendía 105,36 % y la deuda a 51.185.906 euros, a 1 de enero de 2017 en 20.284.240,91 euros.

Además, del documento de la liquidación del Presupuesto de 2016 se extrae que la Diputación cumple con la regla de gasto manteniendo una elevada ejecución del presupuesto de gastos.

Finalmente, y en cuanto al pago a proveedores, en los últimos años se ha realizado un esfuerzo desde la Institución lo que ha permitido que el plazo medio se mantenga muy por debajo de los 30 días. Los datos que arroja el periodo medio de pago a proveedores del mes de diciembre de 2016 apuntan que la Institución paga en un plazo inferior al plazo legal, situándose en –13,92 días sobre un máximo de 30.

                                                                                                                              

** Remanente Líquido de Tesorería. Utilizando un lenguaje coloquial y a groso modo se podría decir que el remanente líquido de tesorería es un saldo que permite conocer, al final del ejercicio, la solvencia o capacidad económica que tiene una administración para afrontar sus deudas, contabilizando por una parte los fondos líquidos depositados en entidades financieras más los derechos reconocidos pendientes de cobro, restando a todo ello las obligaciones que están pendientes de pago.

** La liquidación positiva del presupuesto, en términos de estabilidad presupuestaria, es la diferencia entre lo realmente ingresado y lo gastado por una administración pública, sin tener en cuenta el dinero destinado a amortizar deuda. Si es positiva puede utilizarse para financiar determinadas modificaciones presupuestarias, pero si es negativa debe ser recuperado en los dos ejercicios siguientes y presentar un plan financiero sobre su recuperación. Por tanto, expresa mejor que cualquier otro indicador la capacidad de las entidades para hacer frente a sus compromisos financieros.

Galería de imágenes: