Ruta Canal de Castilla

En el comienzo del siglo XXI, podemos comprobar cómo el Canal de Castilla, verdadera obra de Ingeniería Hidráulica del siglo XVIII considerado como Bien de Interés Cultural según Decreto 154/91 de 13 de junio de 1991, sigue siendo de gran utilidad para la economía de las provincias de Palencia, Valladolid y Burgos y de la población por donde transcurre, por sus usos de regadío y de abastecimiento de agua a más de 200.000 personas.

En los siglos XVI Y XVII, habían existido antecedentes de proyectos similares, pero no será hasta 1751, reinando Fernando VI, cuando a instancias del Marqués de la Ensenada, se cree una comisión que estudie la posible viabilidad de desarrollar un proyecto de navegación interior. Dos años más tarde, Antonio de Ulloa, presenta el "Proyecto General de Canales e Navegación y Riego para los Reinos de Castilla y León". Las obras se iniciaron en 1753 en Calahorra de Ribas, y se terminaron en 1849.

El recorrido de esta vía de agua es de 207 km., estando dividido su recorrido en tres grandes ramales:

El RAMAL NORTE desde Alar del Rey (donde toma las aguas del río Pisuerga) hasta Ribas de Campos (Calahorra de Ribas), con un total de 75 km., es el ramal que salva más desnivel y por ello posee 24 esclusas. 

El RAMAL DE CAMPOS desde Ribas de Campos hasta Medina de Rioseco, es el ramal más llano, solamente se necesitan 7 esclusas y recorre 78 km. 

El RAMAL SUR desde El Serrón en el término municipal de Grijota, pasando por Palencia hasta Valladolid, tiene un recorrido de 54 km. y tiene 18 esclusas. Para su realización hubo que salvar un desnivel de 150 m. y poner en marcha la "Ingeniería del transporte", por lo que se construyen 49 esclusas de las cuales unas son ovaladas (permitían el paso de dos barcazas a la vez y eran más costosas de llenar el vaso) y otras rectangulares (más fáciles de construir y llenar, pero solamente permitían el paso de una barcaza), según la época de construcción y dependiendo del responsable, pues desde 1822 la construcción del Canal pasa a la empresa privada.

Te invitamos a que disfrutes de esta obra de ingeniería Hidráulica. Te transportará por sus márgenes y la podrás recorrer en barca, bici, a caballo o simplemente a pie. Disfrutarás del paisaje, de la flora, la fauna, y todos sus elementos arquitectónicos, a la vez que podrás realizar rutas por el patrimonio artístico de las localidades por las que transcurre, y para reponer fuerzas degustar la gastronomía de la zo

Barcos Del Canal de Castilla

Embarcaciones del Canal de Castilla

En el comienzo del siglo XXI, podemos comprobar cómo el Canal de Castilla, verdadera obra de Ingeniería Hidráulica del siglo XVIII considerado como Bien de Interés Cultural según Decreto 154/91 de 13 de junio de 1991, sigue siendo de gran utilidad para la economía de las provincias de Palencia, Valladolid y Burgos y de la población por donde transcurre, por sus usos de regadío y de abastecimiento de agua a más de 200.000 personas.

Te invitamos a que disfrutes de esta obra de ingeniería Hidráulica. Te transportará por sus márgenes y la podrás recorrer en barca, bici, a caballo o simplemente a pie. Disfrutarás del paisaje, de la flora, la fauna, y todos sus elementos arquitectónicos, a la vez que podrás realizar rutas por el patrimonio artístico de las localidades por las que transcurre, y para reponer fuerzas degustar la gastronomía de la zona.

Embarcaciones de recreo en Villaumbrales

El punto de atraque de las embarcaciones es la localidad de Villaumbrales, en el Museo del Canal de Castilla, y el punto límite del trayecto se ubica en el Parque Fuente Puchera, en Becerril de Campos, para retornar después al Museo.

Se trata de embarcaciones, que pueden alquilarse por horas, sin necesidad de titulación, y que realizan el trayecto entre el Museo del Canal en la localidad de Villaumbrales y Becerril de Campos.

El objetivo es que los viajeros puedan vivir en primera persona lo que supone navegar por esta obra de ingeniería hidráulica del siglo XVIII, convirtiéndose durante unas horas en canaleros.

Para poder disfrutar de este recurso turístico es imprescindible reservar previamente a través del teléfono 673 05 00 77.

Horario en las embarcaciones del Canal de Castilla en Villaumbrales:

Desde el 10 de Septiembre al 31 de Octubre:

· De viernes a domingo; mañanas, de 10:30 a 14:00 h.; y tardes de 16:30 h. a 18:30 h.

· En este período se abrirá los días que coincidan con festivo y víspera de festivo (puentes).

Noviembre y Diciembre:

· Sábados y domingos, mañanas, de 10:30 a 14:00 h.

· En este período se abrirá los días que coincidan con festivo y víspera de festivo (puentes).

Los días 24, 25 y 31 de diciembre las embarcaciones no navegarán.

Barco Juan de Homar

La Diputación de Palencia ha inaugurado una nueva ubicación para la embarcación Juan de Homar. Navega por el Canal de Castilla, en el trayecto entre Frómista y Boadilla del Camino, en paralelo con el Camino de Santiago.

El barco realiza distintos recorridos por el Canal de Castilla (6,5 km. y 3,5 km.), desde el embarcadero de Frómista junto a la cuádruple esclusa, y el término municipal de Boadilla del Camino, en el punto de encuentro entre el Camino de Santiago y el Canal de Castilla.

En cuanto al precio de las entradas, el billete general tiene un precio de 5 euros mientras que el reducido es de 3 euros para grupos de al menos 10 personas, escolares, estudiantes, poseedores del carnet joven, jubilados, pensionistas y familias numerosas.

Hay un precio especial para peregrinos de 2,00 € y una entrada reducida para un único trayecto, de 3,00 €.

La entrada es gratuita para los niños de hasta 7 años así como para los profesores o guías que acompañen a grupos.

Reserva tu plaza llamando al teléfono 673 368 486.

 

Barco Marqués de la Ensenada

El Barco Marqués de la Ensenada te espera en la localidad de Herrera de Pisuerga, junto al Centro de Interpretación del Canal de Castilla y la Presa de San Andrés.

Podrás comprobar el funcionamiento de una esclusa durante la navegación, trasladándote a la época en que las barcazas remontaban la esclusa sexta y te convertirás en canalero durante este viaje por el Canal.

Además los más pequeños podrán descubrir esta obra de ingeniería hidráulica de la mano de Marco Topo.

 

Ramal Norte

Barco Canal de Castilla

Etapa 1: Alar del Rey - Herrera de Pisuerga (9,85 Km.)

Como ya decíamos, el kilómetro 0 del Canal de Castilla se inicia en Alar del Rey, en el pago de La Veguilla o Estrecho de Nogales, que es donde el río Pisuerga le cede parte de su caudal. A pocos metros ya encontraremos las compuertas de “la retención” (Puente de la Coneja), y un poco más allá la dársena con sus singulares almacenes de Barrio Canal, conocidas popularmente como “de los picos”, y las abovedadas mazmorras. La villa de Alar también merece una visita, no solo por los parques que se pueden disfrutar en las orillas del río Pisuerga y del propio Canal, sino también para visitar su iglesia neorromántica, que fue diseñada por el arquitecto palentino Jerónimo Arroyo.   

                Para iniciar esta 1ª Etapa (una de las más cortas) por el Canal de Castilla, nos dispondremos en su margen derecha. Después de dos kilómetros llegaremos a la 1ª esclusa, que se localiza en Barrio de San Vicente. Un poco más, y ya estaremos en la 2ª esclusa, junto a la pequeña población de San Quirce de Río Pisuerga. Seguiremos el camino de sirga y en su discurrir nos encontraremos con las esclusas 3ª y 4ª, pasada esta nos apartaremos de la traza del Canal para visitar la ciudad de Herrera de Pisuerga, punto final de esta etapa.

Allí podemos visitar su porticada Plaza Mayor, y al lado una de las puertas de la muralla, a ello se une su iglesia parroquial, la pictórica ermita de La Piedad, su Aula Arqueológica, la Casa del Cangrejo, y desde allí volver a incorporarnos a la traza del Canal, en el lugar de la Presa de San Andrés, donde iniciaremos la 2ª Etapa.

Etapa 2: Herrera de Pisuerga – Osorno la Mayor (26,35 Km.)

Esta segunda etapa comienza en la presa de San Andrés, punto donde las aguas del Canal se vuelven a encontrar con las del río Pisuerga, además de dar origen al Canal del Pisuerga. Aquí podemos disfrutar de un Área de Descanso, del Centro de Interpretación del Canal de Castilla, y del muelle donde se accede al barco “Marqués de la Ensenada” que realiza un recorrido aguas arriba, en dirección a la localidad de Alar del Rey, donde además la embarcación realiza la operación de remonte y descenso de la esclusa 6ª.

Seguimos, y muy cerca encontraremos otra esclusa de retención, que impide la inundación del Canal con las aguas del río Carrión. Construida en cantería roja, es un bello ejemplo de la exclusiva arquitectura diseñada para esta magna obra. Unos metros más y pasaremos junto a los restos del Batán del Rey, y más allá, cerca de Olmos de Pisuerga, veremos las esclusas dobles (11 y 12) y cerca de Naceros la esclusa 13, pues ya estamos dentro de la provincia de Burgos.

En San Llorente de la Vega veremos la esclusa 14 y su mini central eléctrica, así como la casa del esclusero. En Melgar de Fernamental volveremos a encontrarnos con un nuevo muelle y embarcadero, donde está el barco turístico “San Carlos de Abánades” que nos ofrecerá la posibilidad de realizar otro recorrido por el cauce del  Canal.

Después de hacer una visita a la población burgalesa de Melgar, que bien merecerá la pena, seguimos esta etapa hasta el puente de Carrecalzada y el Acueducto de Abánades. Cuando estemos en el Puente de Osorno o de Carrequemada, podemos ya dar por finalizada esta etapa, lo cual nos permitirá acercarnos a visitar tranquilamente la ya villa palentina de Osorno.     

Tramo 3: Osorno la Mayor – Frómista (21,2 Km.)

Una variada monumentalidad y servicios nos ofrecerá la villa de Osorno la Mayor, como su iglesia parroquial de estilo gótico, la ermita de Nuestra Señora del Ronte, y el blasonado Palacio de los Hierro, que hoy es la sede del Ayuntamiento. Después de visitarla regresaremos al Canal para iniciar esta tercera etapa, en el punto donde la dejamos, el Puente de Osorno.

                En nada llegamos a la esclusa 15, y un poco más adelante al acueducto sobre el río Vallarna. Otro kilómetro y ya divisaremos la medieval torre fuerte de las Cabañas de Castilla, y no muy lejos Santilla de Campos. Sigue la corriente del Canal, y en su discurrir pasa por los puentes de Conejeras y Requena de Campos, dejando en algunos puntos de la sirga cuatro pequeños acueductos, además de unas singulares construcciones denominadas almenaras, que alojaban los ingenios que regulaban la salida del agua para alimentar las acequias de riego.

Antes de llegar a Frómista pasaremos junto a la charca de Valdemorco, y después de la esclusa 16, junto a la Toja del Molino, que en algunas épocas de año son verdaderas lagunas donde será fácil que veamos ánades, cigüeñas, fochas, garzas y diferentes variedades de patos. Si en este punto torcemos - por un camino - a la izquierda, llegaremos a Boadilla del Camino, que posee un precioso rollo gótico, junto a su iglesia parroquial de la Asunción.

                Cuatro pasos más y ya estaremos en la villa caminera y canalera de Frómista, para ello cruzaremos el singular salto de su cuádruple esclusa (esclusas 17-18-19 y 20), donde además podemos disfrutar de otro pequeño crucero por el Canal, pues aquí está atracado el barco Juan de Homar, que nos permitirá disfrutar de unas vistas distinta desde el interior del cauce del canal.

Se dice que en Frómista se cruzan el Camino de la Razón (Canal de Castilla) y el Camino de la Fé (Camino de Santiago), y así es, pues en este punto se unirán para visitarla los canaleros con los peregrino que vienen haciendo el Camino Francés, coincidiendo todos juntos en uno de los hitos monumentales de esta tierra y del patrimonio nacional, la iglesia románica de San Martin; pero donde además podemos disfrutar de los servicios que nos ofrece la villa, así como contemplar la iglesia museo de San Pedro o la exposición permanente de Vestigia, en la iglesia de Santa María del Castillo.                  

Tramo 4: Frómista – Calahorra de Ribas (17,3 Km.)

                Dejamos a los peregrinos que sigan su Camino, y nosotros regresaremos a la traza del Canal a la altura de la esclusa 21. Cerca de Piña de Campos nos toparemos con el acueducto del río Ucieza, y sobre la llanura distinguiremos las colosales y catedralicias fábricas de las iglesias San Hipólito en Támara de Campos y San Juan en Santoyo, dos poblaciones muy recomendables para visitar.

El Puente Bezana o Besana traspone el canal permitiendo la comunicación con la cercana población de Amusco, lo que nos facilitará su visita, pues en ella podemos contemplar la iglesia parroquial de San Pedro con su portada románica que mostrará unos curiosos motivos zodiacales, así como la gótica ermita de Nuestra Señora de las Fuentes.

De vuelta al Canal, visita obligada será hacer una parada en la  Charca de Besana y luego seguir hasta el conocido puente del Gallo, donde nos encontraremos con uno de los humedales más grandes e importantes de los que existen en las márgenes del Canal de Castilla: la Laguna de la Toja, donde un observatorio de aves nos facilitará la contemplación de algunas de ellas.

Cuatro pasos y ya estamos en Calahorra de Ribas, uno de los lugares más simbólico y emblemático del Canal de Castilla, como nos lo recuerda el monolito con lápida que allí se eleva. Sus tres esclusas (las 22-23 y 24) que salvan el fuerte desnivel existente, son seguramente las más fotografiadas de todo el curso del canal, junto con las ya visitadas de Frómista. Pero es que además este punto es un verdadero nudo hidrológico, pues las aguas del Canal de Castilla se mezclan con las del río Carrión, a la vez que dan origen al Canal de Palencia, poniéndose aquí fin al Ramal Norte e iniciándose así el Ramal de Campos.

Ramal de Campos

Esclusa de Ribas de Campos

Tramo 5: Calahorra de Ribas – Sahagún el Real (25,04 Km.)

Decimos adiós a Calahorra de Ribas e iniciamos el recorrido por este Ramal de Campos, chopos y álamos nos acompañaran en nuestro discurrir por las sirgas del Canal. La esclusa de la Retención nos saldrá al paso, acompañada de sus dos almenaras parejas. Un poco más, y ya estaremos en el conocido puente de Valdemudo, construido sobre la caja del canal con el característico perfil de “lomo de asno”, pues fue uno de los primeros que se edificó, al tener que facilitar el paso de la Cañada Real leonesa, y donde además existía una venta con el mismo nombre.

                Siete kilómetros más abajo nos encontramos con El Serrón, lugar donde el Ramal de Campos se bifurca, para dar origen al Ramal Sur, que aprovecha el triple salto de las esclusas 25-26 y 27. Como nuestra intención es seguir recorriendo el Ramal de Campos, en nada veremos que estamos en la población de Villaumbrales, donde nos volveremos a encontrar con otro de los primitivos puentes del canal, junto al cual está la conocida como “Casa del Rey”, edificio construido en el siglo XVIII, junto al cual existió un astillero y dique seco donde se reparaban las barcazas, y que hoy ejerce como Museo del Canal de Castilla, así como embarcadero de varias barcas de recreo que pueden ser pilotadas por los propios usuarios.  

                Entre hileras de álamos y sinuosas revueltas, el cauce del Canal nos lleva hasta Becerril de Campos, al que accederemos por el puente de San Juan. Obligatorio será hacer una parada en esta villa terracampina para visitar el Museo de Arte Sacro de su iglesia de Santa María, la parroquia de Santa Eugenia, su Ayuntamiento modernista, y el singular espacio museístico de San Pedro Cultural, que nos acercará de una forma diferente, al sugerente mundo de la astronomía. 

Y para finalizar de este tramo, llegaremos a Sahagún el Real, una pequeña población que surgió junto al canal, de la cual tan solo queda el embarcadero, los almacenes, el Fielato, una ermita y el puente que nos permitirá acceder a visitar - pues tan solo dista tres kilómetros - la importante villa de Paredes de Nava, cuna del poeta Jorge Manrique y de los Berrugue (Pedro y Alonso), algunas de cuyas importantes obras podemos admirar en la iglesia museo de Santa Eulalia, así como en otros templos repartidos por su casco urbano.

Tramo 6: Sahagún el Real – Castromocho (25,04 Km.)

Después de visitar Paredes de Nava regresaremos al Canal, para seguir ruta por sus caminos de sirga, veremos que estamos recorriendo la zona más llana de toda la traza del mismo, pues en él apenas encontraremos esclusas, y si en cambio algunos puentes, como el del Deseo que nos acerca a Autillo de Campos.

En este punto el Canal de Castilla supera el río Retortillo por un acueducto de tres ojos, a la vez que aporta caudal para mantener la lámina acuífera de la Laguna de Nava, uno de los humedales más importantes de la Tierra de Campos, junto con el de Villafáfila en Zamora. En sus cercanías vislumbraremos la monumental torre de la iglesia de San Pedro de Fuentes de Nava, conocida popularmente como la “linterna de Campos” lo que nos puede animar a que visitemos los soberbios artesonados de sus dos iglesias, y el Centro de Visitantes de la Laguna de la Nava.

                A cinco kilómetros nos encontraremos con otro acueducto, este sobre el río Valdeginate. Abarca de Campos es nuestro siguiente destino, al que entraremos por el Barrio del Canal, donde se encuentra la esclusa 1ª y el edificio de su fábrica de harinas, la dársena y el embarcadero.

Cuatro kilómetros más y llegaremos al punto final de este tramo: el puente de Villarramiel, desde él nos podemos desplazar a visitar esta villa o la contraria de Castromocho, ambas tienen suficientes recursos como para perder unas horas visitándolas.

Tramo 7: Castromocho – Medina de Rioseco (24,9 Km.)

                Iniciamos este tramo en el puente de Villarramiel para así acceder hasta el de Capillas, donde saldrán a recibirnos un buen conjunto de palomares tradicionales, y su embarcadero. Dentro del pueblo veremos la iglesia de San Agustín, la soberbia puerta de la muralla, sobre la que se instala el Ayuntamiento, y su histórica fuente.

Al poco de abandonar Capillas nos encontraremos con la esclusa 2ª, a seis kilómetros veremos la 3ª, un poco más allá la 4ª y la 5ª, y junto al puente de Belmonte las esclusas 6ª y 7ª, desde las que podemos contemplar el bello torreón plateresco del que fuera castillo de Belmonte.

Antes de llegar a la esclusa 7ª el Canal se cruza con el río Sequillo, y desde aquí las dos sirgas nos conducirán en línea recta, hasta Medina de Rioseco, ya en la provincia de Valladolid.

Ramal Sur

Canal de Castilla Villamuriel

Tramo 8: El Serrón – Dueñas (24,76 Km.)

Como ya decíamos en el Tramo 5, el Ramal del Sur se inicia en El Serrón (Grijota) donde veremos una esclusa triple (25, 26 y 27) con instalaciones anejas (antigua tejera, hoy fabrica de forjados) y un poco más allá pasaremos junto a la villa de Grijota, donde también descubriremos su doble esclusa (28 y 29), así como su antigua fábrica de harinas.

A continuación cruzaremos por encima del emisario de la laguna de la Nava, a través del puente Cincojos, lo que nos facilitara llegar a la esclusa 30, que también da nombre a su fábrica de harinas.

Ya entrando en Palencia capital, en Viñalta, nos esperan las esclusas 31 y 32, superadas las cuales - y si queremos visitar la capital palentina - tenemos que disponernos en la sirga izquierda del Canal, para desde ella acceder al ramalillo, que desviándose del curso del Canal, nos llevara a la dársena capitalina. Allí veremos los antiguos almacenes, en una de las cuales está instalado el Museo del Agua, que con las últimas tecnologías audiovisuales nos muestra la importancia del agua en nuestra vida cotidiana.

Después de visitar la capital palentina, regresaremos a la traza del Canal de Castilla, el cual discurrirá entre el espacio natural del Monte el Viejo y el río Carrión, hasta llevarnos a Villamuriel de Cerrato, donde pegada a su casco urbano veremos la esclusa 33 y su fábrica de Harinas “La Estrella de Castilla”. Villamuriel bien merece una visita, sobre todo por admirar su iglesia románica de Santa María y el cercano convento de Calabazanos.

Tres esclusas más nos esperan en el salto de Soto de Albúrez, donde curiosamente la número 34 es ovalada, y en cambio la 35 y 36 son de planta cuadrangular. El paraje es de lo más agradable, pues junto a la casa del esclusero se ha instalado un área de descanso.               

Dos esclusas más (37 y 38) nos separan de la ciudad de Dueñas, donde el puente de Las Candelas nos facilitará que podamos acercarnos a visitarla, y es que este es el último término de la provincia de Palencia que recorre el Canal de Castilla en su Ramal Sur, pues a partir de aquí tan solo le quedan menos de treinta kilómetros para llegar a su final, ya en la dársena de la capital vallisoletana.