Ruta Villas Romanas

Ruta por los Yacimientos Arqueológicos

Las villas rústicas romanas, eran explotaciones de carácter agrícola-ganadero y forestal, que se extendieron por gran parte de lo que fue el amplio Imperio Romano. Aunque la Meseta Norte castellana fue conquistada por las legiones romanas, en el siglo II antes de nuestra era, este tipo de asentamientos agropecuarios, no surgirán hasta la segunda mitad del siglo I después de Cristo. Varias han sido las explicaciones, que a ello se han dado, pero la que más convence a los especialistas es la que hace referencia a la conocida como “lex Manciana”; por la cual en época Flavia (siglo I d. de C.) se decreta que cualquier ciudadano romano, puede poner en explotación tierras incultas, para de esta manera, paliar el fuerte déficit en el cultivo de trigo que existía en el Imperio.

Pasado el tiempo, estos usufructuarios de tierras, se convirtieron en propietarios y terratenientes de grandes extensiones de tierra, lo que dio lugar al nacimiento y proliferación de este tipo de villas; muchas de las cuales terminaron adornándose y dotándose de grandes palacios a los cuales acompañaban los mismos lujos que podían encontrarse en la capital del Imperio.

El número de villas romanas localizadas por arqueólogos o por hallazgos fortuitos en la provincia de Palencia es extraordinario. Ya en la segunda mitad del siglo XIX, se tiene noticia de la localización en Villabermudo de Ojeda, de un mosaico figurado, cuyo tema central era una Diana Cazadora. Cuando quiso rescatarse los restos, el mosaico había sido destruido por ignorantes curiosos. Otro tanto ocurría en el año 1883, con otro mosaico que aparecía en Villalcazar de Sirga. Ya en pleno siglo XX y en la década de los sesenta, se excavan las termas de la villa romana de Dueñas, en la cual apareció un mosaico de tema oceánico, el cual quedó en su sitio, siendo rescatado hace unos años, por lo que hoy se le puede contemplar en el Museo de Palencia.

Por esa misma época se localiza la villa romana de la Olmeda (VRO), cerca del pueblo de Pedrosa de la Vega, ocurriendo lo mismo con la de Quintanilla de la Cueza (la Tejada), las cuales corrieron mejor suerte, ya que fueron excavadas, restauradas, y protegidas, por lo que hoy podemos visitarlas y extasiarnos contemplando sus imponentes mosaicos.

Posteriormente y en años sucesivos, volvieron a realizarse nueva localizaciones de “vilas romanas”; y así tendremos las de Villaviudas y Hontoria de Cerrado. Astudillo, en el pago conocido como “tierra del Oro”. Valdeolmos, Villoldo, Ventosa de Pisuerga, Relea de la Loma y Santoyo.

De todas ellas, hoy solo son visitables, por estar acondicionadas y preservadas para tal fin, las de Quintanilla de la Cueza, cerca de Carrión de los Condes y la de “La Olmeda”, próxima a villa palentina de Saldaña, donde, además, podremos contemplar su museo monográfico en la iglesia de San Pedro, antiguo templo parroquial, que ha sido acondicionado para tal fin.

Galería de imágenes:

  • Mosaico Oecus
  • Edificio de la Olmeda
  • Mosaicos Olmeda
  • Villa Romana de Quintanilla de la Cueza

La Villa Romana de La Tejada (Quintanilla de la Cueza)

Villa Romana La Tejada

Quintanilla de la Cueza, dista de Carrión de los Condes menos de veinte kilómetros y unos cuarenta de la capital de la provincia. Los restos de la villa se localizaron en el año 1970 en el pago conocido como “La Tejada”, y ya en ese mismo año se iniciaron las diferentes campañas arqueológicas patrocinadas por la Diputación de Palencia, las cuales sacarían a la luz, lo que hoy allí podemos contemplar. La villa se fecha en época tardo-romana, es decir, entre finales del siglo III y principios del IV. Dentro de ella podemos admirar excelentes ejemplos de mosaicos geométricos y figurativos, donde se representan en varias habitaciones, figuras humanas, dibujos geométricos, swásticas, nudos de Salomón, etc. Destacan entre sus representaciones musivarias los mosaicos de “Las cuatro estaciones”, el de “Neptuno”, el de “las Swásticas”, así como la habitación de los hipocaustum y de “los nudos de Salomón”.

La villa romana de Quintanilla de la Cueza, reúne así mismo, uno de los mejores conjunto de hipocaustos (antiguos sistemas calefactorios, que darían origen a las actuales glorias terracampinas), que se pueden ver en este tipo de yacimientos arqueológicos.

Del 1 al 31 de marzo

Mañanas: de 10:30  a 14:30 horas
Tardes: de 16:00 a 18:00 horas

Del 1 de abril al 30 de septiembre

Mañanas: de 10:30  a 14:30 horas
Tardes: de 17:00 a  20:00 horas

Del 1 de octubre al 5 de noviembre

Mañanas: de 10:30  a 14:30 horas
Tardes: de 16:00 a 18:00 horas

Teléfono: 650 410 913

La Villa Romana de “La Olmeda” (Pedrosa de la Vega)

Villa Romana La Olmeda

La villa de Pedrosa de la Vega es famosa en el ámbito internacional, porque en el pago conocido de “La Olmeda”, en el año 1968, al nivelarse unos terrenos agrícolas allí existentes, comenzaron a aparecer casi tímidamente, lo que con el transcurrir del tiempo y después de muchos años de dedicación de su descubridor Javier Cortes Álvarez de Miranda y de continuadas campañas arqueológicas, hoy se puede considerar como una de las mejores villas tardo- romanas hispanas conservadas “in situ”.
La villa romana de La Olmeda - acondicionada para su visita por la Diputación de Palencia - nos muestra, ya casi totalmente excavado y consolidado, lo que fuera el palacio de la antigua villa y que según parece fue construido a mediados del siglo IV. Tiene cerca de tres mil metros cuadrados de extensión, centrada su planta en torno a un jardín, al que rodeaban cuatro galerías con mosaicos. Desde dos de estas galerías, se accedía al jardín por grandes puertas flanqueadas por columnas de mármol blanco. A estas galerías, se abrían veintisiete habitaciones más, doce de las cuales también tienen mosaicos de figuras geométricas, así como “hipocaustos”; antiguo sistema calefactorio subterráneo romano, del cual han derivado las actuales glorias o glorietas de la arquitectura tradicional de la zona.
A todo este conjunto “palacial” lo encerraban cuatro torres, dos cuadradas y otras dos octogonales y poniendo en comunicación a estas últimas, un pórtico monumental que constituía la fachada principal del palacio y que estaba orientada al mediodía. Dentro del impresionante patrimonio musivario (mosaicos) que nos aporta la villa de La Olmeda, merece destacarse el gran mosaico de la gran sala conocida como del “oecus”, con un gran motivo central en el que se representa la conocida leyenda, en la que Ulises descubre a Aquiles disfrazo de mujer, que se esconde entre las princesas de Skyros, para de esta forma evitarse ir a la Guerra de Troya. Como bien sabemos por la Ilíada, aquella artimaña, no le sirvió de nada, y no solo fue a la guerra, sino que pereció en ella.
Rodeando a esta escena central, cuyas representaciones humanas superan los dos metros de altura; una cenefa de parejas de ánades, cuyas colas se transforman en delfines, que sostienen con sus alas unos medallones con posibles retratos de los miembros de la familia patricia que habitaba la villa. En las esquinas de la cenefa, las cuatro estaciones del año están simbolizadas por bustos femeninos aderezados según la estación del año que representan. Por debajo de la cenefa que rodea a la escena central del gran salón, otro soberbio cuadro de más reducidas dimensiones y de similar belleza, en el cual se presentan escenas de caza, donde se ve a varios cazadores, a pie y a caballo acompañados por perros, dando muerte e hiriendo a animales propios de la zona como oso y jabalí y otros mas exóticos, como antílopes, leopardos y leones.
Unidas al palacio se ubican las termas, también ya excavadas y que en la actualidad se encuentran proceso de consolidación, para – no tardando - hacer factible su visita. Así mismo, en las proximidades de lo que fuera el palacio, se ha localizado la “zona rústica” de la villa, así como los restos del edificio principal de la más antigua - todavía - villa del Alto Imperio (siglos I y II), al cual se superpone un cementerio visigodo del siglo VII y sobre este, otro medieval del siglo XIV. De la villa del siglo IV, se han localizado tres cementerios de los cuales, tan solo se han excavado dos, con más de seiscientas tumbas en total, cuyos ajuares, junto con otros bienes y materiales de la vida cotidiana de la villa aparecidos en las diferentes campañas arqueológicas llevadas a efecto, hoy se pueden ver expuestos en el Museo que de la Villa romana de la Olmeda, que se ubica en la iglesia de San Pedro de Saldaña, acondicionada para tal fin y tan digno de ser visitado como la propia villa.

Horario

De martes a domingo: 10:30 a 18:30 horas. Horario continuo. A partir de las 18:15 horas no se venderán entradas.

Cerrado

Lunes - Excepto algunos festivos. +INFO: 979 119 997.

Días: 24, 25 y 31 de Diciembre / 1 y 6 de Enero

Visitas didácticas de centros docentes

Previa petición de hora: Martes - Miércoles - Jueves: 10:30 a 14:00 horas.

Días de acceso gratuito:

Martes de 15 a 18:30 horas: Ley de Patrimonio. Sin visitas guiadas. 18 de Mayo: Día de los museos. Con visitas guiadas.

Información y teléfonos de contacto y reservas previas: (+34) 979 119 997 / 670 450 143 

Museo monográfico de la villa de “La Olmeda” (Saldaña)

Museo de la Olmeda Saldaña

La iglesia de San Pedro, fue uno de los templos parroquiales, con los que contó la villa de Saldaña y que se ubica, en la plaza del mismo nombre. Su fábrica es de ladrillo, al uso del país, con torre de tres cuerpos. La Portada es neoclásica, con imagen de la Virgen con el Niño de 1580, frente a la cual se instala una escultura que representa y recuerda al descubridor de la villa don Javier Cortes Álvarez de Miranda. Su planta consta de tres naves, y desde 1984 no está abierta al culto, ya que el edificio sacro ha sido restaurado y reacondicionado, como Museo Monográfico de la Villa Romana de la Olmeda, en el cual se exponen con los últimos criterios museológicos, una excelente exposición de piezas, ajuares, herramientas, cerámicas  y complementos de la vida cotidiana y ritos funerarios de los antiguos habitantes de la mencionada villa. Así mismo, también puede admirarse una maqueta de la excavación, y algunas otras piezas arqueológicas relacionadas con la villa de Saldaña y sus alrededores; como lo es la famosa, patera o patena de plata dorada o aguamanil mozárabe de Valcabado (s.X-XI), localizada hace unos años por un pescador en el próximo cauce del río Carrión, cerca de donde estuviera este ya desaparecido monasterio.  

El Museo de la Villa Romana La Olmeda puede visitarse individualmente o utilizando la misma entrada de acceso a la villa.

Horario:

  • De martes a domingo: 
    - Mañana, de 10:30 a 13:30 horas.
    - Tarde, de 16:30 a 19:00 horas.
  • Cerrado: 
    - Lunes (incluso festivos).
    - 1 y 6 de enero.
    - 24, 25 y 31 de diciembre.